Nueva regulación ERTE fuerza mayor

Hoy se publica el Real Decreto Ley 18/2020 que modifica y desarrolla la regulación de la figura del ERTE regulada en el Real Decreto Ley 8/2020 y 9/2020.

El ERTE por fuerza mayor queda dividido en dos figuras distintas, el ERTE por fuerza mayor total y el ERTE por fuerza mayor parcial. Los primeros, ERTE por fuerza mayor total, son los de aquellas empresas que no han podido reiniciar la actividad; los segundos, ERTE por fuerza mayor parcial, son los de aquellas empresas que han podido reiniciar parcialmente la actividad.

Para los primeros, los que no han podido reiniciar la actividad, las condiciones de los mismos se mantiene inalterable hasta el 30 de junio de 2020. Es decir, los trabajadores continuarán en desempleo y el Estado se hará cargo de la seguridad social. Este plazo máximo de 30 de junio podrá ser ampliado por acuerdo del Consejo de Ministros.

Para los segundos, los que han reiniciado parcialmente la actividad, las condiciones cambian en los meses de mayo y junio.

Así para aquellos trabajadores que no se hayan incorporado, la exención de seguridad social se reduce al 60% en mayo y al 45% en junio. A cambio, para aquellos trabajadores que sí se hayan incorporado, se aprueba una exención del 85% para mayo y del 70% para junio.

Por otro lado también se desarrolla el concepto de salvaguarda del empleo, es decir, la obligación de mantener el empleo durante seis meses tras la reanudación de la actividad. Así se regula que:

  1. El plazo de los seis meses se inicia con la primera reincorporación de un trabajador en el ERTE inicial, independientemente que el resto se incorpore con posterioridad.
  2. No se considerará incumplido cuando sea por causa de un despido disciplinario declarado procedente; por baja voluntaria, muerte, incapacidad, tampoco cuando haya finalizado el período de llamamiento en contratos fijos-discontinuos, en los contratos temporales cuando se haya extinguido el período de contratación o la obra o servicio contratado,
  3. No se aplicará cuando suponga un riesgo de concurso de acreedores para la empresa.
  4. La penalización por el incumplimiento es el reintegro de las cuotas de la seguridad social exoneradas más sus recargos e intereses.

Por último se levanta la prohibición de despedir alegando causas de fuerza mayor o económicas, técnicas, organizativas y de producción basadas en la situación de crisis sanitaria por el COVID-19 desde le próximo día 30 de junio.

La interrupción del cómputo de los contratos temporales afectados por las medidas del COVID-19 finaliza el día 30 de junio.

Recent Posts
Contáctanos

Puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Not readable? Change text. captcha txt

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies